Los 10 mandamientos para usar leggins

Esta prenda está de moda en todo el mundo, sin embargo, no todas las mujeres los lucen adecuadamente, es por ello que enlistamos algunos consejos para que lo hagas como se debe.

Sin duda los leggins han llegado para quedarse, pues al ser una prenda sumamente cómoda, las mujeres los han adoptado como parte de su guardarropa esencial.

En la actualidad es común ver por la calle a mujeres luciendo leggins de diversos colores, tamaños y estampado, siendo los hombres los más felices, pues esta prenda deja al descubierto la silueta de las féminas.

No obstante, debemos aceptar que no todas lasmujeres portan adecuadamente los leggins, pues han pasado por alto algunas de las reglas básicas de vestir; es por ello que nos hemos dado a la tarea de en listar los 10 mandamientos para usar leggins y no morir en el intento.

  1.         Usar ropa interior del mismo color de los leggins. Este punto es primordial, porque debido a que esta prenda es elástica puede dejar ver tu calzón, y si éste no es del mismo color podrás verte muy mal. Negro con blanco o viceversa es lo peor.
  2.         Mídete los leggins antes de comprarlos. Es común encontrar que sean “unitalla”, pues debido a su elasticidad se puede ajustar, pero la realidad es que no siempre es así, te pueden quedar flojos o muy ajustados; así que mídetelos antes para saber si lucen bien.
  3.         Las medias NO son leggins. Existen casos de mujeres que piensan que las medias también pueden funcionar como leggins, pero la realidad es que son demasiado delgadas y pueden dejar ver tu ropa interior y otros detalles… ¡Las medias son medias, y los leggins, leggins!
  4.         No son ropa para hacer deportes. Sí son muy cómodos, pero eso no significa que sean adecuados para ir al gimnasio. El sudor, los movimientos, etc., pueden hacer que se transparenten y podrías pasar alguna pena. Para el gym utiliza ropa especializada, como un pants.
  5.         No utilizar ropa interior que te apriete. Debido a que los leggins son muy delgados y se ajustan a tu cuerpo, si utilizas ropa interior que te apriete podrían saltarse algunas lonjitas o deformar tu cuerpo, haciendo que no luzcas adecuadamente en esta prenda.
  6.         No utilices leggins blancos. A muchas mujeres les gustan, pero la realidad es que la prenda y el color son muy delicados, por lo que cualquier falla te harán ver mal, así que la recomendación es que los evites.
  7.         Si tienes celulitis no son recomendables. Como dicen, “de la moda lo que te acomoda”. La realidad es que los leggins no son para todas las personas, y hay que saber identificar cuándo una prenda te favorece o te hace ver mal. Así que sé honesta contigo misma.
  8.         Saber decirles adiós. Aunque sean tus leggins favoritos y los que sientes que mejor te ajustan, si ya están gastados y hasta agujeros tienen lo mejor es despedirte de ellos, pues ya cumplieron con su cometido y podrían hacerte pasar un “oso”.
  9.         No son fajas. El hecho de que sean ajustados no significa que moldearán tu figura, así que no los trates de subir mucho porque podrían verse mal.
  10.         Aprende a combinarlos. No es lo mismo utilizar unos leggins de color liso a unos con animal print. Los colores lisos favorecen a las chicas con caderas grandes, pues las harán ver más delgadas, mientas que los estampados harán ver con más volumen a las delgadas.

Con información de veintitantos.com

Te recomendamos

Daft Punk viste Saint Laurent